Pan en tiempos de coronavirus

PAN EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS

Pan en tiempos del coronavirus

En estos momentos de cuarentena, muchos somos los que estamos aprovechando el tiempo en casa para desempolvar puzzles, reparar desperfectos, limpiar a fondo la casa, ordenar armarios, así como ayudar a nuestros hijos en sus tareas escolares ahora que no pueden ir al colegio y, los que pueden, realizan su trabajo desde casa.

Una vez hemos hecho acopio de todo lo necesario para llenar nuestras neveras y despensas e intentar no salir de casa para vencer al coronavirus, son muchas las personas que están improvisando nuevas recetas de cocina, aprendiendo a cocinar y también a elaborar su propio pan casero.

Si tienes que ir a la compra, aprovecha para comprar los alimentos básicos de despensa e ingredientes  como los que te proponemos un poco más adelante.  También compra alimentos frescos que sepas que puedes congelar. Entre los productos que puedes congelar está el pan. Bien puedes comprarlo directamente congelado o comprar el pan que necesites y congelarlo a posteriori e ir sacándolo según vayas necesitando cada día, de esta manera no saldrás de casa que es lo que ahora debemos hacer.

Puedes comprar mini panecillos o comprar barras de pan y trozearlas, así como otros tipos de panes que puedes congelar en rebanadas e ir consumiendo poco a poco.

RECETA DE PAN CASERO

Otra opción que os puede ayudar a pasar el rato, tanto solos como acompañados con vuestra pareja e hijos, es realizando vuestro propio pan casero.

Os proponemos una receta sencilla de pan casero, con pocos ingredientes pero con un gran acabado y un sabor muy rico.

INGREDIENTES PARA 800 GRAMOS DE PAN CASERO

  • 500g (4 tazas) de harina de trigo
  • 350ml de agua (templada)
  • 6g de levadura deshidratada o 15g de levadura fresca
  • 10g de sal
  • 15g de azúcar
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Es un pan muy fácil y rápido, sin apenas amasado y reposo. Está realizado con harina común, aunque si tienes harina de panadero o de fuerza, mejor. 

Primero hidratamos la levadura, ponemos un poco de agua en una taza, añadimos el azúcar y removemos hasta disolver.

En un recipiente añadimos el agua, la levadura hidratada, el aceite de oliva y unas cuantas cucharadas de la harina. Vamos mezclando hasta que se active la levadura.

Una vez mezclado, tapamos la masa con un trapo y dejamos reposar unos 20-25 minutos.

Una vez reposado, es el momento de añadir toda la harina. Se va añadiendo y se va removiendo. La masa debe quedar espesa, si está blanda hay que añadir más harina. Aprovechamos y añadimos la sal.

Es el momento de amasar.

Durante un par de minutos, amasamos sobre el mármol de nuestra cocina. Conviene esparcir un poco de harina por la encimera.

Posteriormente, dejamos reposar la masa. Es recomendable echar un poco de harina sobre el mármol y también echar algo de aceite en nuestras manos para que no se pegue la masa, que es bastante pegajosa.

Una vez la masa esté amasada, dejamos reposar media hora con el trapo encima.

Transcurrido este tiempo, en la bandeja del horno colocaremos papel de horno, al que previamente pondremos aceite de oliva para que no se pegue la masa.

Os recomendamos utilizar un molde de cristal, también con aceite, para evitar que se escape la humedad y nos crezca mucho más el pan.

Antes de nada, quitamos el aire a la masa del pan. Lo pasamos a la bandeja y con un cuchillo hacemos algunos cortes -un para transversales están bien- para cuando crezca en el horno.

Espolvoreamos un poco de harina sobre la masa para dar un aspecto más rústico al pan.

Encendemos el horno, introducimos la bandeja y lo dejamos durante 40-45 minutos a 200ºC.

Colocamos el pan en una rejilla para que se enfríe y ya tendríamos listo el pan para comer.

Es una receta rápida para hacer pan casero y que os quitéis el mono de pan durante esta cuarentena si no podéis ir a vuestro proveedor de pan Eurobakeries favorito.

¡Seguro que está delicioso!

Compartir con:
No hay ningún comentario todavía

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat