Pan integral

Cómo reconocer un pan de calidad

No son pocas las pautas a seguir para reconocer un buen pan. El mercado está lleno de diferentes tipos de pan, multitud de panaderías abren sus puertas para ofrecer su producto y todos dicen vender el mejor pan. ¿Cómo podemos reconocer un buen pan? Aquí os dejamos algunas pautas recomendadas por los panaderos para que tomemos decisiones sobre que pan es mejor y cómo reconocerlo.

Y no es menos cierto que en los últimos años se ha acentuado el fraude del pan como algo candente en el momento actual: los conceptos de masa madre, semillas, pan integral, versiones del producto que encontramos en el mercado y que de una forma u otra se han visto afectadas por la autenticidad que ha levantado las alarmas en el colectivo de panaderos tradicionales de todo el mundo.

La masa madre natural es un fermento compuesto únicamente de harina y agua elaborada libre de aditivos, siendo muy saludable, requiriendo de un tiempo fermentación elevado, entre cinco y diez horas. Por este motivo, la industria recurre a otro tipo de masas para aumentar su rendimiento y el nivel de producción. El problema llega con el fraude al consumidor, cuando marcas y establecimientos venden como producto de masa madre uno realizado con levaduras industriales.

Cuestión de peso: Cuanto más pese el producto mejor calidad

El peso es un elemento diferenciador para la elección de un pan de calidad. Un pan luzca denso y pesado no significa que sea menos digerible, sino que se trata de una versión artesanal y mucho más saludable. La calidad también se mide por el poder saciante, y esto se debe principalmente al tipo de harina que los artesanos utilizan para su preparación.

Durabilidad del pan

Estamos muy acostumbrados a que el pan no dure más de un día. Normalmente en 24h el pan se nos pone duro y nos obliga a usarlo para otro tipo de cosas o incluso tirarlo, pero este no es un signo de pan de buena calidad. De hecho, aquellos panes que siguen la receta tradicional pueden llegar a durar en perfecto estado hasta cinco días, e incluso más, siempre y cuando se lleve un mantenimiento del producto, como cubrirlo con un trapo, por ejemplo.

El olor y el sabor diferencial del pan

El olor y el sabor son también dos factores sensoriales diferenciales que revelan a la primera la calidad del pan. Sí, puede resultar obvio el comentario, pero es que el pan de masa madre natural, el pan elaborado con cariño y siguiendo las recetas tradiciones alemanas sabe y huele a auténtico pan.

Compartir con:
No hay ningún comentario todavía

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat